Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
Dedicado a la memoria de
Meredith Alexander
Comprométete a ser donante de órganos:
Por favor, autoriza Javascript para obtener un mejor funcionamiento de esta página
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Adorábamos a Meredith. Fue una persona increíble y una colega y amiga digna de admirar.


El último acto de generosidad de Meredith fue donar sus órganos. En un momento en que su propia familia estaba experimentando tanto dolor, les dio a otras familias la esperanza que necesitaban. La mujer que recibió los pulmones de Meredith -que es miembro de Avaaz desde 2007- dice que se despertó del doble trasplante de pulmón y exclamó: “por primera vez en la vida, puedo respirar profundo", ¡esta vez usando los pulmones de Meredith!

Gracias a su regalo, esta madre de 46 años podrá ver crecer a sus tres hijos y continuará el legado de Meredith como luchadora por la justicia social. Si aún no lo eres, considera hacerte donante. Si lo eres, anima a tus amigos a que se comprometan a serlo también.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: