Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK

Basta de Carbón -- ¡Salvemos a los Últimos Tigres!

A JPMorgan Chase, Deutsche Bank, Crédit Agricole, Allianz, el Exim Bank of India y a todos los que tienen alguna relación financiera con la planta de carbón de Rampal:

Como ciudadanos globales comprometidos, nos dirigimos a ustedes para pedirles el cese de cualquier financiación y servicio que pueda facilitar la puesta en marcha del proyecto Rampal en Bangladesh. La UNESCO y expertos independientes han afirmado que un proyecto de esas características destrozaría la selva Patrimonio de la Humanidad de los Sundarbans, hogar del tigre de Bengala, actualmente en peligro de extinción, y de muchas otras especies. Poner en peligro esta selva es poner en peligro una de las zonas más ricas en biodiversidad del planeta. Confiamos en que harán honor a sus compromisos en materia de sostenibilidad y protección ambiental.

Ingresa tu dirección de e-mail:
Por favor, autoriza Javascript para obtener un mejor funcionamiento de esta página
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Firmantes recientes

Varios bancos están repartiendo millones para construir una planta de carbón nefasta para el planeta justo al lado de una gran selva, hogar de algunos de los últimos tigres de Bengala. Es un ejemplo pésimo de desconexión con la naturaleza pero podemos pararlo.

Después de que un informe de la ONU haya condenado este proyecto en Bangladesh, acudimos directamente a los bancos internacionales, que ahora están intentando averiguar qué hacer. Si aumentamos la presión sobre JPMorgan, Crédit Agricole y otros, podemos hacer de este proyecto algo tan tóxico que querrán abandonarlo para siempre.
 
Tanto JPMorgan como Crédit Agricole han dejado proyectos similares en el pasado. Vamos a construir un clamor con la fuerza de un millón de voces para salvar a los tigres y convencer a los presidentes de estos bancos de dar marcha atrás. Firma ya para salvar a los últimos tigres.



Para más información, echa un vistazo a esta página.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: