Pongan Fin a la Tortura por "Wikileaks"

Al Presidente Barak Obama, la Secretaria de Estado Hillary Clinton, y al Secretario de Defensa Robert Gates:

Les pedimos que pongan fin inmediatamente a la tortura, el aislamiento y la humillación pública de Bradley Manning. Este trato cruel es una violación de sus derechos humanos, garantizados constitucionalmente, y un escalofriante mensaje disuasorio dirigido a todas aquellas personas comprometidas con la integridad pública que pudiesen estar dispuestas a convertirse en confidentes.
 
¿Ya eres miembro de Avaaz?

Escribe tu dirección de email y presiona "Envía".
¿Tu primera vez en el sitio?

Completa el siguiente formulario.
Avaaz.org protegerá tu privacidad, y te mantendrá informado sobre ésta y otras campañas.

Últimos desarrollos (Abril 21) - El gobierno de EE.UU anunció que Bradley Manning será trasladado a una prisión de seguridad media, que recibirá tratamiento psiquiátrico y que ya no estará en una celda de confinamiento-- los militares inclusive invitaron a periodistas a hacer un tour por la cárcel para constatar que la tortura había terminado. ¡La presión ciudadana ayudó!

En estos momentos, el confidente de Wikileaks, Bradley Manning, está siendo sometido a torturas brutales en una prisión militar en los EE.UU. Mantenido en una situación de total aislamiento capaz de enloquecer a muchas personas, Manning es forzado a permanecer desnudo durante ciertos períodos del día, y expuesto a las burlas e insultos de otros presos.

Manning está a la espera de juicio por haber revelado documentos militares secretos a Wikileaks - incluyendo el video que muestra a soldados norteamericanos masacrando a civiles iraquíes. Este trato cruel e inhumano parece ser parte de una campaña de intimidación dirigida a silenciar a posibles confidentes y continuar con la ofensiva contra Wikileaks. Este asunto ha generado posiciones enfrentadas dentro del gobierno de EE.UU., con algunos diplomáticos criticando abiertamente a los poderes militares por el trato que le están dando a Manning. Pero el presidente Obama se está manteniendo al margen hasta ahora.

Obama es muy cuidadoso de la reputación internacional de los Estados Unidos. Es ahora cuando debemos mostrarle lo que está en juego en este caso. Levantemos un enorme clamor global pidiendo al gobierno de EE.UU. que ponga fin a las torturas contra Manning y respete la ley. Firma la petición de abajo, y nuestro mensaje será difundido a través de impactantes anuncios y acciones en Washington cuando reunamos 250,000 firmas.