Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
Esta petición está cerrada
Presidenta Laura Chinchilla Miranda: APRUEBEN YA el Proyecto de ley 18298 Contra el Maltrato Animal - Costa Rica

Presidenta Laura Chinchilla Miranda: APRUEBEN YA el Proyecto de ley 18298 Contra el Maltrato Animal - Costa Rica

Esta petición está cerrada
5,084 han firmado. Lleguemos a   7,500
5,084 Firmantes

Kirara B.
creó esta petición para
Presidenta Laura Chinchilla Miranda
APRUEBEN YA el Proyecto de ley 18298 Contra el Maltrato Animal - Costa Rica

Presidenta Laura Chinchilla, Diputados de la Asamblea,

Les rogamos apoyar, convocar e impulsar el Proyecto 18298 contra el Maltrato Animal, iniciativa legislativa presentada por 136 organizaciones con más de 129000 firmas de apoyo de ciudadanos costarricenses, como producto de una sociedad civil organizada ante los casos de maltrato y crueldad animal que hoy por hoy permanecen impunes y presentan una escalada de violencia, siendo cada vez más atroces y perversos.

Les pedimos no ceder a la presión de los galleros, ni de una parte desinformada de las cámaras del sector pecuario que aprovechándose del proyecto pretenden imponer condiciones para que se modifique la legislación existente, eliminando conquistas sociales que ya cumplen 44 años y protegen a los animales del abuso y la explotación. No les quiten a los animales ninguno de los pocos derechos de los que aun gozan y que están tutelados por el Estado desde 1970, como lo son el derecho a no ser molestados y el derecho a no ser sometidos a trabajos manifiestamente excesivos.

El proyecto no está inventando nada nuevo y únicamente pretende devolverle la capacidad punitiva a nuestra legislación, llenando así el vacío que se originó desde el año 2002 cuando una reforma eliminó la crueldad animal del Código Penal y una sentencia constitucional anuló el Artículo 21 de sanciones de la Ley N° 7451 de Bienestar Animal por no contar con rango para la aplicación de la pena.

El Estado no ha corregido estos errores en doce años, dejando en la impunidad por tanto tiempo conductas lesivas que tenía la obligación de reprimir, como bien lo señaló la Sala Constitucional en su voto 2012-4620: “El maltrato hacia los animales vulnera las buenas costumbres, la moral y el orden público, por lo que su prohibición y prevención deviene en un asunto de relevancia constitucional”, “implica una lesión a la propia dignidad, bien jurídico tutelado en la medida que constituye un modelo de violencia e insensibilidad ajeno a un sano convivir.”

Es por ello que el pueblo se ha organizado dando una lucha continua de años, para pedir que se restablezca la tutela de sus derechos perdidos y clamar por la justicia de la que privaron a sus animales.

Es muy importante que el mundo sepa quiénes son los verdaderos enemigos del Proyecto 18298, y cómo el trasfondo de la oposición al proyecto son los intereses económicos de los galleros que han tenido el descaro de organizarse en una Asociación Nacional de Criadores de Gallos ASONACRIGA en defensa de la actividad de peleas de gallos, que es ilegal y está prohibida en nuestro país desde hace más de 124 años, pero se continúa realizando en la clandestinidad con la complicidad de las autoridades.

Al estar en juego los dineros mal habidos del lucrativo negocio de apuestas sobre el sufrimiento animal, los galleros ejercen fuerte presión política para que el proyecto se archive. Han venido engañando y sesgando opiniones, esgrimiendo argumentos falaces para desacreditar la lucha contra el maltrato animal, planteando dudas éticas en los políticos sobre la causa justa que defiende el proyecto; señalando supuestas inconsistencias constitucionales en el proyecto, e indisponiendo a una parte importante del sector pecuario con temores infundados que han encontrado eco entre quienes no están haciendo bien las cosas y no están velando por el bienestar animal en la cadena de producción.

Lejos de cometer un grave error constitucional como dicen los galleros, el proyecto 18298 más bien vendrá a ser un instrumento que permitirá al Estado cumplir su obligación de tutelar efectivamente el bien jurídico que señala la Sala Constitucional deteniendo esta violencia desmedida, castigando y rehabilitando a los agresores que representan un verdadero peligro para nuestra sociedad por la gravedad de los actos que cometen.

Mientras que este proyecto se encuentra estancado, son muchos los casos de maltrato que se siguen dando día a día, cada vez más frecuentes, atroces y sangrientos, reflejo de la pérdida de valores que hoy día nos avergüenza como país que se dice ser de paz con la naturaleza.

Les invitamos a dejar su huella en la historia siendo parte de esta gran lucha social inspirada por una causa justa, ayúdennos a que el Proyecto 18298 contra el Maltrato Animal se apruebe ya, sin más demora, para que así se escriba una página de esperanza para nuestra sociedad costarricense.

Atentamente,
Adriana Barrantes
Céd 112130173
Activista Movimiento Contra el Maltrato Animal de Costa Rica