NO a la Ley Mordaza Anti-Mujeres

A los miembros de la Cámara Alta de la Asamblea Nacional afgana y al presidente de la Comisión Legislativa, Malawi Ghulam Muhiuddin Monsef:

Como ciudadanos comprometidos, estamos consternados por los cambios propuestos en el código penal que evitarían que los familiares de acusados ​​comparecieran como testigos. Esta peligrosa enmienda no sólo permitiría a los torturadores de mujeres y niños quedar en libertad, sino que sentaría un alarmante precedente en la lucha por mejorar los derechos de las mujeres y el estado de derecho en Afganistán. Le instamos a votar en contra de esta enmienda y a hacer todo lo posible para evitar que se convierta en ley.
 
Blurb_campaign6075 PostActionContent

Vendida en matrimonio forzado a los 12 años, Sahar Gul vivía en la casa de los horrores. Familiares de su marido la encadenaron en el sótano, la golpearon con tubos de hierro al rojo vivo, la privaron de comida y le arrancaron todas las uñas cuando se negó a prostituirse para ellos.

La sentencia que condenaba a sus agresores quedó reducida a un mísero año, ¡y ahora están libres de nuevo! Peor aún, la Cámara Baja del Parlamento afgano acaba de aprobar un proyecto de ley que prohibiría a los familiares de los agresores testificar ante un tribunal. Esto impediría que se hiciera justicia con innumerables niñas y mujeres.

No hay tiempo que perder. La Cámara Alta ya ha rechazado leyes anteriores contra las mujeres y altos funcionarios nos han comentado que la comunidad de Avaaz podría inclinar la balanza y ayudar a detener esta ley antes de que se someta a votación. Firma esta petición urgente ahora -- cuando lleguemos a 1 millón de firmas, lanzaremos una campaña en medios de comunicación locales dirigida a senadores clave hasta que se abandone el proyecto de ley.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: