Sobreviviente de agresión sexual podría cambiar Afganistán

Publicado: 3 Julio 2012
Durante cinco días, una joven afgana estuvo secuestrada, amarrada a un muro, y fue torturada y violada por un grupo de policías en Afganistán. Pero ella está dispuesta a defenderse, actuando en contra de lo que la sociedad espera de las mujeres afganas. Si apoyamos su lucha ahora, podremos ayudar a que ella y las demás mujeres en Afganistán obtengan justicia.

Según algunas reglas culturales arraigadas localmente, esta joven ha sido deshonrada porque fue violada sexualmente. Ahora, debe suicidarse. Ella ha manifestado públicamente que así lo hará a menos que sus violadores sean llevados ante la justicia y que su honor y dignidad sean restablecidos. Normalmente, los tribunales de Afganistán no persiguen este tipo de casos, y por ahora los principales sospechosos de la violación no han sido procesados, quizás esperando a que se diluya la atención internacional. Con cada día que pasa sin que los culpables sean arrestados, ella se encuentra más cerca del suicidio forzoso. Pero aún hay una luz de esperanza.

Este fin de semana, EE.UU., Japón, el Reino Unido y otros grandes donantes esperan comprometer cuatro mil millones de dólares para Afganistán. Parte de este dinero servirá para pagar el sueldo de las mismas fuerzas policiales responsables de la violación esta joven afgana. Pero una protesta ciudadana global ahora puede poner en evidencia a los donantes, y forzarles a poner como condición de su ayuda la toma de acciones concretas para proteger a las mujeres y combatir las agresiones sexuales. No tenemos mucho tiempo por delante. Firma la petición a la derecha para exigir los cambios que podrían salvarle la vida a esta mujer. Nuestra petición será entregada durante la conferencia de donantes en Tokio.