Liberemos a Biram, acabemos con la esclavitud en Mauritania

A Mohamed Ould Abdel Aziz, presidente de Mauritania, a la Unión Europea y a todos los líderes mundiales:

Como ciudadanos del mundo, creemos que la esclavitud debe abolirse por completo en todas sus formas. Les exigimos que hagan todo lo que esté en su poder para garantizar que el líder anti-esclavista Biram Dah Abeid y sus compañeros sean liberados de inmediato y de forma incondicional, que cese la represión a los abolicionistas, que se dé reconocimiento legal a las organizaciones anti-esclavistas y que se avance en el abandono de esta cruel práctica en Mauritania. Exigimos a la UE que revise y suspenda los pagos de los Fondos Europeos al Desarrollo a menos que se tomen estas medidas, y que todos los gobiernos del mundo emprendan acciones urgentes para acabar con la vergüenza de la esclavitud en el siglo XXI.
 
¿Ya eres miembro de Avaaz?

Escribe tu dirección de email y presiona "Envía".
¿Tu primera vez en el sitio?

Completa el siguiente formulario.
Avaaz.org protegerá tu privacidad, y te mantendrá informado sobre ésta y otras campañas.

Me esclavizaron a la edad de 5 años. Por el día, cuidaba del ganado. Por la noche, mi amo me violaba. Siempre creí, sin ser consciente de ello, que eso era lo normal.

En Mauritania, de donde yo soy, cientos de miles de personas todavía están retenidas de esta forma hoy en día. Pero yo tuve suerte. Mi hermano escapó de sus amos y encontró una organización que trabaja para acabar con la esclavitud. Les pidió ayuda para liberarme pero, al principio, cuando vinieron a buscarme, me negué completamente. No podía imaginarme una vida lejos de mis amos: esa vida donde se trabajaba día sí, día también, incluso estando embarazada, o pariendo. Esa era la única vida que había conocido.

El hombre que vino a buscarme y que ha dedicado su vida a liberar a gente como yo está ahora entre rejas por atreverse a hablar públicamente contra la esclavitud. Pero en tres días se va a presentar un recurso de apelación ante los tribunales y podrían liberarlo. Si cientos de miles de personas de todo el mundo se pronuncian a favor de Biram Dah Abeid, podemos romper sus cadenas para que él pueda seguir ayudando a los demás a romper las suyas. Únete ya.

- Haby mint Rabah y Avaaz