La comunidad global en línea más grande y efectiva en generar cambio social

Por un Sistema de Acceso Justo y una Educación Pública de Calidad.

Esta petición está pendiente de aprobación por parte de la comunidad Avaaz
Por un Sistema de Acceso Justo y una Educación Pública de Calidad.
  
  

 


Por qué es importante

En relación al Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en la cual se articulará un nuevo sistema de acceso a la Función Pública para el profesorado, los docentes aquí firmantes consideran que los opositores que superan todas las fases de un proceso selectivo de acceso al profesorado han demostrado eficientemente estar capacitados para la docencia, de hecho entran a formar parte de una bolsa de trabajo para cubrir sustituciones y vacantes. Sin embargo obtienen o no la consideración de funcionario de carrera en función del número de plazas existentes en cada tribunal, ocurriendo frecuentemente que una persona que ya ha demostrado su capacidad y valía como docente superando un proceso selectivo y que incluso en muchos casos ha ejercido la práctica docente durante años, debe demostrar una y otra vez dicha capacidad en sucesivos procesos selectivos, con la considerable pérdida de tiempo y esfuerzo que ello supone. Este hecho además de resultar completamente absurdo y ajeno al sentido común, supone un desgaste que repercute negativamente en la calidad de la educación.

Somos conscientes de que el cambio del sistema de acceso a la Función Pública para el profesorado es una cuestión urgente y necesaria para mejorar la calidad de la Educación, por ello no debe olvidarse la valía de todos aquellos profesionales que acumulan una amplia experiencia y cuya estabilidad laboral favorecería la calidad de todo el sistema educativo.

Por todo ello proponemos establecer una lista preferente de acceso directo al funcionariado, a medida que vayan surgiendo necesidades en el Sistema Educativo, a partir del profesorado que ya haya superado en alguna ocasión los procesos selectivos de acceso ya efectuados en años anteriores. Esta medida no supone ningún coste económico adicional alguno, y sin embargo sí que supondría una clara mejora en la calidad de la enseñanza al permitir que aquellos profesionales con más experiencia se incorporen de forma directa y paulatina al funcionariado, a medida que vayan surgiendo necesidades en el sistema educativo, y estableciendose así una vía de acceso coherente y racional en la que todos los opositores que superen los procesos selectivos pasen a formar parte de esta lista preferente en la que se ordenarían primero por tiempo de servicio, segundo por la nota más alta obtenida en los procesos selectivos realizados, y en tercer lugar por el número de veces que hayan superado dichos procesos. Además, podría existir la posibilidad de mejorar su posición en la lista mediante la realización de másters, acreditaciones de idiomas, titulaciones universitarias, participación en programas educativos, etc. Esto crearía una competencia sana entre los candidatos para el acceso al funcionariado que redundaría en una mejora generalizada del profesorado y por ende del Sistema Educativo sin producir el menor coste a las arcas públicas.

A su vez, este sistema no impide ni dificulta el acceso de los recién licenciados a la práctica docente, pues permite la realización de oposiciones cada vez que la administración lo considere oportuno, de modo que para acceder a la citada lista preferente los aspirantes deberán superar el proceso selectivo y, una vez incluidos en ella, pueden continuar mejorando sus correspondientes perfiles profesionales mediante la ampliación de estudios que les permitirían escalar posiciones. Además, este sistema aseguraría que toda persona que llegue a ser funcionario haya tenido previamente que ser funcionario interino durante más o menos tiempo, de manera que se asegura la experiencia previa de los seleccionados.

De esta forma se solucionarían muchos de los problemas de los que actualmente se adolece el sistema de acceso a la Función Pública docente. Este método beneficiaría a todos los agentes educativos y a la propia administración pública, pues incrementaría la calidad de la enseñanza sin producir costes, se contaría con un número bien cualificado de profesionales que permanecerían formándose y actualizándose constantemente para mejorar su posición en la lista preferente, se daría estabilidad laboral y profesional a los docentes... En definitiva, se crearía un sistema coherente y estable de acceso a la docencia, a la vez que se permitiría el acceso a la lista preferente a todos los aspirantes que superen las pruebas de acceso.

Publicado Agosto 16, 2012
Denunciar esto como inapropiado
Hacer clic para copiar: