Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
La comunidad global en línea más grande y efectiva en generar cambio social

Relatores NU Baskut Tunkat, Victoria Tauli-Corpuz, H.Elver, Alfred de Zayas: Que Naciones Unidas solicite a la Presidenta Bachelet no ratificar el TPP.

Esta petición está pendiente de aprobación por parte de la comunidad Avaaz
Relatores NU Baskut Tunkat, Victoria Tauli-Corpuz, H.Elver, Alfred de Zayas: Que Naciones Unidas solicite a la Presidenta Bachelet no ratificar el TPP.
  
  

 


Por qué es importante

Firma para respaldar esta petición de
no ratificación por Chile del TPP, formulada a Naciones Unidas en Ginebra, con
fecha 13 de noviembre y dirigida a los relatores y expertos en temas relacionados con los derechos humanos, en
especial los derechos sociales y culturales y los derechos de los pueblos
indígenas. Diversas organizaciones sociales, ambientales e indígenas de Chile formularon
inicialmente esta petición de Acción Directa haciendo  ver a los relatores que las disposiciones del TPP violan los derechos humanos
y nuestra soberanía.     

 A inicios de octubre del 2015 en Atlanta, doce
países: Estados Unidos,  Japón,  Australia, Nueva Zelanda, Malasia,
Brunei, Singapur, Vietnam, Canadá, México, Perú y Chile,  firmaron 
el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).  Su texto completo sólo se
publicó en noviembre de 2015 después de la aprobación oficial. Anteriormente
sólo conocimos aspectos parciales a través de filtraciones de Wikileaks.  La Presidenta Michelle Bachelet ha anunciado
que firmará  el TPP en febrero de 2016,
tras lo cual  el Congreso  lo votará con carácter de plebiscito (voto Sí
o NO) sin plazos conocidos hasta ahora.

Este tratado responde a los intereses
de las transnacionales de la industria farmaceútica,  de la biotecnología, la informática y  otras, que sí  participaron en su redacción y discusión. No hay
beneficios demostrados sino impactos negativos. Los medicamentos para el cáncer,
por ejemplo serán más caros por la expansión de la duración de las patentes,
que atrasa el desarrollo de genéricos. Las transnacionales podrán demandar al
Estado en tribunales internacionales si se implementan políticas públicas para
garantizar el derecho a la salud, así como otras medidas relacionadas con los transgénicos,
plaguicidas y la alimentación. Al incluir la ratificación del convenio UPOV 91
de propiedad intelectual de la semilla, el TPP  está forzando al país a aprobar la Ley Monsanto,
que había abortado por la presión social.  El tratado incluye nuevas restricciones a los
derechos digitales y criminaliza las descargas digitales libres.

El gobierno no  contempla la Consulta Indígena pese a que la
inversión y proyectos propiciados en el tratado sin duda impactarán
negativamente sus territorios. En síntesis, nuestros derechos humanos,  la democracia y la soberanía están gravemente
amenazados por este tratado. Dada la inexistencia de mecanismos democráticos
previos de discusión en el país, los relatores de Naciones Unidas deben
solicitar al gobierno de Chile la no ratificación de este tratado que vulnera
gravemente nuestros derechos humanos. 

Publicado Diciembre 4, 2015
Denunciar esto como inapropiado
Hacer clic para copiar: