La comunidad global en línea más grande y efectiva en generar cambio social

Nuestro llamamiento se dirige a todos los europeos: la UE tiene que ofrecer un "New Deal" a Gran Bretaña

Nuestro llamamiento se dirige a todos los europeos: la UE tiene que ofrecer un "New Deal" a Gran Bretaña
  
  

 


Por qué es importante

Nuestro llamamiento se dirige a todos los europeos: la UE tiene que ofrecer un "New Deal" a Gran Bretaña

Los signatarios se muestran profundamente preocupados por las consecuencias económicas y políticas que puede acarrear un Brexit para Gran Bretaña y para la UE. Están convencidos de que ambas partes han cometido errores que afectan a los ciudadanos y a las empresas.



Bruselas ha descuidado con demasiada frecuencia los principios de subsidiariedad y responsabilización contemplados en el Tratado de Lisboa, contribuyendo así a la organización del referéndum. A Gran Bretaña se le denegó una ampliación de las competencias nacionales de control relativas a la inmigración a su propio país. Esto ha influido en el resultado del referéndum de forma significativa.



En Gran Bretaña, los defensores del Brexit han presentado el impacto sobre la economía de forma incorrecta. Los que se pronunciaron a favor de una permanencia en la UE no han comunicado de manera convincente los beneficios de la adhesión a la UE mediante un mercado común o programas conjuntos de investigación.



El avance de las negociaciones ha demostrado claramente que ambas partes han infravalorado la complejidad de una salida de la UE. También parece imposible mantener abierta la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte sin la adhesión británica a un mercado común integrado. Esto conlleva riesgos considerables para una convivencia pacífica en la Isla.



Un retraso en la salida tampoco evitaría que el Brexit desencadenara una "situación lose-lose", en la que tanto la UE como Gran Bretaña saldrían perdiendo. Las comisiones de la UE necesitan más que nunca la voz pragmática británica como contrapeso a los defensores de la centralización, socialización y armonización. Es por ello que hacemos un llamamiento para detener este choque de titanes y pedimos a los políticos, empresarios y ciudadanos que impidan el Brexit y eviten una tragedia de proporciones históricas.



El 24 de octubre de 2017, Donald Tusk, el Presidente del Consejo Europeo, también abrió la posibilidad de un "No Brexit". Esto nos anima a pedir al Consejo Europeo y a la Comisión que sean conscientes de su propia responsabilidad en esta situación y que ofrezcan a Gran Bretaña un nuevo acuerdo. Un acuerdo que permitiera a Gran Bretaña asumir más responsabilidades en sus propios asuntos, en especial, en la gestión de la inmigración. Los signatarios señalan que, después del referéndum, otros gobiernos europeos también han cambiado de forma significativa sus puntos de vista sobre esta delicada cuestión.



Hacemos un llamamiento a Londres para que reconozca que ha infravalorado la complejidad del Brexit y sus consecuencias económicas y políticas. Con un "New Deal" de la UE, Gran Bretaña podrá afirmar que al final ha recibido lo que en un principio reivindicaba.



Un acuerdo de tal naturaleza sería también un "New Deal" para todos los demás estados miembros de la UE. Estos se beneficiarían no solo porque Gran Bretaña continuaría siendo miembro de la UE, sino porque ellos mismos también gozarían de una mayor responsabilización y flexibilidad. 


Roland Berger, Hans-Olaf Henkel, Klaus-Michael Kühne, Michael Rogowski, Manfred Schneider, Hans-Werner Sinn, Heinrich Weiss

Publicado Noviembre 20, 2017
Denunciar esto como inapropiado
Hacer clic para copiar: