Tíbet le pide apoyo al mundo

A los Presidentes Barack Obama y Nicolas Sarkozy, a los Primeros Ministros David Cameron, Julia Gillard y Manmohan Singh, y a la Alta Representante de la Unión Europea, Catherine Ashton:

Un número creciente de tibetanos se están quitando la vida inmolándose, en un acto desesperado ante el mundo para pedir el fin de la creciente represión china. Como ciudadanos consternados, les pedimos que envíen una urgente misión independiente de alto nivel a esta región, y que se manifiesten en contra de esta incesante represión. Sólo una acción diplomática y coordinada puede detener esta crisis.
 
¿Ya eres miembro de Avaaz?

Escribe tu dirección de email y presiona "Envía".
¿Tu primera vez en el sitio?

Completa el siguiente formulario.
Avaaz.org protegerá tu privacidad, y te mantendrá informado sobre ésta y otras campañas.

Publicado: 4 Noviembre 2011
Hace unos días, Palden Choetso salió de su convento, se roció de combustible, y se prendió fuego mientras demandaba un 'Tíbet libre'. Murió minutos después. En el último mes, nueve monjes y monjas se han inmolado en protesta por la creciente represión china contra el pacífico pueblo tibetano.

Estos trágicos hechos son un desesperado grito de socorro. En un intento por suprimir los derechos de los tibetanos, las poderosas fuerzas de seguridad chinas están golpeando brutalmente y haciendo desaparecer a monjes, sitiando sus monasterios, e incluso matando a personas ancianas que tratan de defender a los monjes. Asimismo, China mantiene un estricto bloqueo que impide el acceso a la región. Pero si logramos convencer a gobiernos clave a que envíen sus representantes diplomáticos a la zona para desenmascarar esta creciente brutalidad, podremos salvar muchas vidas.

Debemos actuar con rapidez. Esta terrible situación se está agudizando cada vez más, bajo un férreo manto de censura. Una y otra vez hemos comprobado que cuando los diplomáticos son testigos de este tipo de atrocidades, existen más probabilidades de que actúen y aumenten la presión política. Respondamos al trágico grito de Palden y construyamos una petición masiva dirigida los seis líderes mundiales mas influyentes sobre Beijing para que envíen una misión oficial al Tíbet y alcen sus voces contra la represión. ¡Firma la petición urgente!