Actualiza la Configuración de tus Cookies para usar esta herramienta.
Haz clic en 'Permitir todo' o solo activa 'Cookies dirigidas'
Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK

Vivos se los llevaron, vivos los queremos

Presidente Enrique Peña Nieto,
Procurador General de la República Jesús Murillo:

Exigimos una investigación independiente y transparente de los hechos ocurridos el 26 de septiembre y acciones de búsqueda para dar con el paradero de los estudiantes desaparecidos. Ya que esta es el único camino hacia la verdad y la justicia.

Ingresa tu dirección de e-mail:
Por favor, autoriza Javascript para obtener un mejor funcionamiento de esta página
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Firmantes recientes

Tenemos una nueva petición en nuestro sitio, ve a este link y únete al ultimátum ciudadano a Peña Nieto: https://secure.avaaz.org/es/verdad_y_justicia_o_renuncia/?1416516794

-------------------

Desde que comenzó la guerra contra el narcotráfico, México ha sido gobernado por la violencia, donde las agresiones de la policía a estudiantes pacíficos y las ejecuciones extrajudiciales son el pan de cada día. Hace dos semanas un grupo de estudiantes fueron atacados por la policía, 6 de ellos murieron y 43 siguen desaparecidos desde ese día. Esta historia se ha repetido una y otra vez a lo largo y ancho del país. Si dejamos que el gobierno mexicano encubra a estos criminales, este círculo de impunidad nunca se detendrá. 

Un grupo de estudiantes estaban recaudando fondos para asistir a la marcha conmemorativa del 2 de octubre, cuando la policía los detuvo y sin ningún motivo empezó a dispararles. A Julio César Fuentes, de 24 años, lo torturaron, le arrancaron los ojos y la cara. Hay videos que muestran a la policía trasladando a los sobrevivientes en sus patrullas - estos mismos estudiantes siguen desaparecidos. Las familias temen que hayan sido salvajemente masacrados por la policía.

Podemos detener este ciclo de violencia e impunidad -- si decenas de miles de nosotros hacemos un llamado para una investigación independiente y transparente de los hechos, podemos hacer que el gobierno reaccione. Además solo así sabremos que fue lo que realmente pasó y hacer que los responsables rindan cuentas por su traición y violencia. Levanta tu voz, junto con miles de mexicanos.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: