Actualiza la Configuración de tus Cookies para usar esta herramienta.
Haz clic en 'Permitir todo' o solo activa 'Cookies dirigidas'
Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies .
OK

Detengan ya este tratado tóxico

A los gobiernos del mundo y a todos los firmantes del Tratado sobre la Carta de la Energía:

Como ciudadanos y ciudadanas del mundo, les exigimos que se retiren del Tratado sobre la Carta de la Energía y detengan su expansión a otros países. Este tratado es incompatible con el Acuerdo por el Clima de París y permite a las multinacionales del carbón, el petróleo y el gas obstaculizar nuestra transición hacia un futuro energético limpio. Es hora de desarmar ya a las firmas de combustibles fósiles para que dejen de impedir que se tomen medidas climáticas urgentes y de anteponer sus intereses a nuestra salud y seguridad públicas.

Ingresa tu dirección de e-mail:
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Firmantes recientes

Detengan ya este tratado tóxico

Es indignante. Justo cuando muchos países están por fin actuando para detener el cambio climático y proteger el planeta, los gigantes de los combustibles fósiles están demandando a estos gobiernos por miles de millones de dólares.

Todo se debe a un poderoso tratado internacional del que casi nadie ha oído hablar: el Tratado sobre la Carta de la Energía.

Se diseñó para incentivar a las empresas energéticas a que invirtieran en economías en desarrollo, pero ahora lo están instrumentalizando para demandar a países cuando estos intentan cerrar plantas de carbón y plataformas petrolíferas tóxicas, arruinando nuestra transición hacia el uso de energías 100% limpias. Y aunque estas empresas ya han ganado más de 50 mil millones de dólares de fondos públicos, más países siguen cayendo en la trampa.

Pero por fin hay un plan para desechar el tratado. Italia ya lo ha abandonado, y ahora Francia, España y otros están exigiendo su retirada. Si defendemos su llamamiento con una petición de 1 millón de firmas, podríamos impulsar una importante revuelta en una ronda de negociaciones crítica esta semana. Es nuestra oportunidad de asegurarnos de que nadie reciba una demanda por actuar contra el cambio climático.


Una coalición de más de 20 organizaciones coordinada por CAN Europe apoya esta petición conjunta.
Publicado:

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: