Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK

Frenen la fábrica de semillas mutantes de Monsanto

A la Presidenta Cristina Kirchner, al Intendente de Malvinas y al Gobernador de Córdoba:

Como ciudadanos del mundo preocupados, les pedimos que detengan inmediatamente los planes de Monsanto de construir un laboratorio gigante de semillas transgénicas en Malvinas, Córdoba, y que consulten a la comunidad local. La planta y los pesticidas que se usarán en ella podrían entrañar graves riesgos para la salud de la gente y socavan el derecho de los ciudadanos a decidir qué alimentos se producen y consumen en sus comunidades. El gobierno debe asegurarse de que las políticas sobre alimentos transgénicos de Argentina reflejan los deseos de sus ciudadanos.

Ingresa tu dirección de e-mail:
Por favor, autoriza Javascript para obtener un mejor funcionamiento de esta página
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Firmantes recientes

Monsanto está extendiendo su poder por el mundo con la construcción de una gigantesca fábrica de semillas mutantes en Argentina. Sofía Gatica y los vecinos de Malvinas están protestando y, como resultado, han sido amenazados y víctimas de golpizas. La amenaza es inminente -- vamos a apoyarlos y a detener la planta.

Monsanto fabrica semillas transgénicas que, combinadas con pesticidas tóxicos, crean un tipo de ‘monocultivos’ letales que arrasan con todo menos sus transgénicos -- y están invadiendo todo el planeta. Ahora mismo quieren construir una de sus plantas de semillas de maíz más grande del mundo en Malvinas, Córdoba.

Sofía, preocupada por los riesgos para la salud que conlleva la planta, se unió a las protestas de los vecinos de Malvinas, respaldadas por cerca de 70% de personas en Córdoba. Si un millón de personas apoyamos a los vecinos en los próximos 3 días, podremos elevar la denuncia en los medios de comunicación, lanzar la petición en una campaña publicitaria y empujar a la controversial Presidenta Argentina a frenar la planta y la tóxica expansión de Monsanto.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: