Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK

Arabia Saudí: ¡Libren a Alí de la decapitación y la crucifixión!

Al presidente Obama, al primer ministro Cameron, a la canciller Merkel, a las autoridades de la ONU y a todos los líderes mundiales:

Arabia Saudí está a punto de ejecutar al joven Alí Mohamed al Nimr, de 21 años, para exhibir su cuerpo en público. Expertos en derechos humanos sostienen que su confesión se obtuvo después de haberlo torturado, que era menor de edad en el momento del delito y que, por tanto, su ejecución es ilegal. Les exigimos que insten al reino saudí a detener esta ejecución y pongan en cuestión su nombramiento para liderar un grupo de trabajo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En nuestro mundo debe garantizarse que la supervisión de los derechos humanos esté en manos de gobiernos con un historial sólido en esta materia.

Ingresa tu dirección de e-mail:
Por favor, autoriza Javascript para obtener un mejor funcionamiento de esta página
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Firmantes recientes

Arabia Saudí está a punto de cortarle la cabeza a un joven de 21 años y de crucificarlo públicamente para exhibir su cuerpo, todo esto justo el mismo mes en el que el país ha sido elegido para liderar un grupo de trabajo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Dan ganas de llorar.

Arrestaron a Alí Mohamed al Nimr con 17 años por participar en manifestaciones contra el gobierno, y le declararon culpable después de torturarlo. Su caso no es un hecho aislado -- Arabia Saudí ha ejecutado a más de 100 personas este año: ¡1 cada 2 días!

Francia ya ha pedido que los saudíes detengan esta ejecución pero EE.UU., Alemania y el Reino Unido también tienen relaciones muy cercanas con el régimen. La mejor manera de intentar salvarle la vida es canalizar nuestra indignación hacia aquellos líderes con capacidad para persuadir a sus aliados sauditas. Únete ya para salvar a Alí y frenar así esta farsa de los derechos humanos - podrían matarlo en cualquier momento.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: