Actualiza la Configuración de tus Cookies para usar esta herramienta.
Haz clic en 'Permitir todo' o solo activa 'Cookies dirigidas'
Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies .
OK
๐Ÿ‡ช๐Ÿ‡บ Acabemos con el comercio con los asentamientos

๐Ÿ‡ช๐Ÿ‡บ Acabemos con el comercio con los asentamientos


Más información:

A Sabrin y Farah (arriba, en la foto) el ejército israelí les ha demolido la casa dos veces. En cualquier momento, las excavadoras de los militares destrozarán los hogares de 569 niñas y niños palestinos, desplazándolos forzosamente. Estos jóvenes viven con el miedo constante de saber que sus familias pueden hacerse añicos . De que pueden robarles sus tierras. De que su modo de vida puede verse destruido para siempre.  

Su sufrimiento ha perdurado durante décadas. Ya se han destruido más de 27.000 hogares. Sobre sus ruinas han construido negocios ilegales que facturan millones de euros vendiendo sus productos en Europa . ¡No podemos permitir que esta tragedia continúe!

Ahora hay una forma de pararlo: un movimiento histórico en su diversidad que incluye a palestinos, judíos y europeos ha lanzado una iniciativa ciudadana europea parar retirar los incentivos económicos que hacen que esta guerra interminable sea más rentable que la paz

Esta iniciativa ciudadana de la UE podría poner fin a este círculo de violencia y anexión militar. Y no solo para Palestina: la iniciativa pone en el punto de mira a todos los negocios y gobiernos que busquen lucrarse con la ocupación de territorios ajenos - así que también serviría para proteger al pueblo ucraniano y a todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo que se enfrenten a ejércitos invasores. Eliminar uno de los mayores alicientes económicos de la guerra podría ser una victoria inaudita que estrechara la brecha hacia la paz mundial.

Nos quedan menos de 4 meses para reunir las firmas necesarias. Movilicémonos para asegurar que nuestro dinero nunca más sirva para financiar ocupaciones militares y el robo de tierras, ni en Palestina ni en ninguna otra parte.

Más de 100 organizaciones europeas acaban de lanzar una iniciativa ciudadana que podría obligar a Europa a prohibir este comercio criminal. Para que este esfuerzo prospere, las leyes europeas requieren que primero se reúnan un millón de firmas en los próximos cuatro meses . Ahí es donde entramos nosotros – si todas las personas que lean esto suman su nombre a la petición, habremos alcanzado nuestro objetivo el mes próximo. ¡Firma ya y comparte con todo el mundo!

Preguntas y Respuestas

¿En qué se diferencia una petición de Avaaz de una iniciativa ciudadana europea?
Una iniciativa ciudadana europea es diferente de una petición “normal”: es un instrumento democrático oficial que permite a la ciudadanía europea a contribuir a dar forma a la UE pidiendo a la Comisión Europea que proponga un decreto legislativo. Si logramos reunir un millón de firmas (validadas), la Comisión Europea estará obligada legalmente a atender nuestras demandas.  

¿Por qué tengo que proporcionar más datos personales para firmar esta iniciativa?
Avaaz no decide qué datos son necesarios para que los Estados miembros firmen una iniciativa ciudadana europea. Los respectivos Estados miembros de la UE determinan ellos mismos qué datos se han de cumplimentar para que las firmas sean válidas y computables. Por esta razón, en una iniciativa ciudadana europea es necesario dar más datos personales de los que estamos acostumbrados en otras peticiones.

¿Se tratarán mis datos personales de forma confidencial?
Todos los datos recogidos al firmar esta iniciativa no se transferirán a Avaaz – en lugar de ello, se remitirán directamente a un servidor seguro ubicado en Alemania que usa un software con certificación especial (Open ECI) para que las autoridades nacionales responsables puedan verificar la validez de tu voto. Esto es necesario porque una iniciativa ciudadana europea es un instrumento oficial de la UE, por lo que se ha de comprobar si las firmas efectivamente proceden de ciudadanos y ciudadanas de un Estado miembro de la UE. Tus datos personales se eliminarán permanentemente tras la verificación oficial por parte de las autoridades nacionales.

¿Por qué no he recibido un correo de confirmación tras firmar la ICE?
Por supuesto, tus datos se transmitirán de forma segura y encriptada. Todos los datos recogidos – al firmar la ICE en el “Paso 2” – con el software certificado por la Comisión Europea (OpenECI) van directamente a un servidor seguro. Avaaz no los recibirá y por esta razón no es posible enviarte una confirmación de tu participación. Solo las autoridades nacionales competentes pueden inspeccionar los votos para verificar su validez aleatoriamente. Esto es necesario porque una ICE es un instrumento oficial de la UE. Tus datos personales se borrarán permanentemente tras la verificación oficial por parte de las autoridades nacionales.

No tengo claro haber firmado ya esta iniciativa. ¿Puedo firmar una segunda vez o se invalidará mi firma?
Sí, firma de nuevo si no lo tienes claro. Tu firma es válida y se contabilizará solo una vez. El software detecta automáticamente las firmas dobles y las elimina.

¿Viola la ley internacional el comercio con asentamiento ilegales?
Sí. Los asentamientos ilegales incumplen las leyes internacionales en su máxima expresión. Ello incluye la prohibición de adquirir territorio a través del uso de la fuerza, la prohibición del colonialismo y el apartheid, el derecho a la autodeterminación y las normas fundamentales de las leyes humanitarias internacionales. Todos los Estados y organizaciones internacionales, incluidos la UE y sus Estados miembros, tienen la obligación de no reconocer y de no contribuir al incumplimiento de dichas normas. Esta forma de comercio, sin embargo, implica tanto un reconocimiento a los asentamientos ilegales como contribuye a su expansión. 

¿Son efectivas las prohibiciones al comercio?
Para algunos, las prohibiciones comerciales pueden parecer poco efectivas – pero la realidad es que pueden funcionar muy bien. Prohibiciones así ayudaron a acabar con el apartheid en Sudáfrica y han reducido el comercio de los diamantes de sangre en todo el mundo. Políticos clave de toda Europa han asegurado a Avaaz que si esta iniciativa alcanza 1 millón de firmas, eso les daría el apoyo público que necesitan para vencer a los poderosos lobbies que impiden que se actúe y les ayudaría a movilizarse para imponer esta necesaria prohibición. Cuando organizaciones de la UE propusieron políticas para prohibir estos productos, las acciones de las compañías que se benefician de estos crímenes de guerra se desplomaron - lo que demuestra lo efectiva que podría ser una prohibición para el análists de coste y beneficio de aquellos que se lucran construyendo sobre tierras robadas. Esta iniciativa no solo salvará vidas, sino que de hecho ofrecerá una oportunidad para la paz disminuyendo el incentivo económico de la guerra. 

¿Tienes más preguntas?
Aquí puedes encontrar más respuestas.

Sobre esta iniciativa ciudadana europea

La UE se opone a las anexiones y considera los asentamientos ilegales en territorios ocupados un obstáculo a la paz y la estabilidad internacional. Pero aunque los asentamientos ilegales constituyen un crimen de guerra, la UE permite el comercio con ellos. Dicho comercio permite lucrarse con las anexiones y contribuye a la expansión de asentamientos ilegales por todo el mundo. Exigimos una ley europea que acabe con el comercio con asentamientos ilegales de una vez por todas. Esta ley será aplicable a los territorios ocupados en cualquier parte, entre los cuales se encuentra el territorio palestino ocupado y los asentamientos ilegales israelíes de allí. Esta ley también mandará una señal potente por todo el mundo de que la UE ya no recompensará las agresiones territoriales con beneficios comerciales.

Créditos de la foto:
Keren Manor/Activestill.org
OCHA Territorio Palestino Ocupado