Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK

A tiempo para detener la brutal ley anti-gay en Uganda

Al Presidente Museveni, a Rebecca Kadaga, Portavoz del Parlamento de Uganda, y a todos sus miembros. Así como a los principales líderes mundiales:

Apoyamos a todos los ciudadanos de Uganda que están exigiendo a su gobierno retirar el proyecto de ley anti-homosexual de forma definitiva y proteger los derechos humanos universales consagrados en la Constitución de Uganda. Pedimos a los líderes de Uganda y a los países socios que se unan a nosotros en rechazo a la persecución y en defensa de los valores de justicia y tolerancia.

Ingresa tu dirección de e-mail:
Añade tu teléfono si quieres saber de nosotros por teléfono o mensaje de texto.
Por favor, autoriza Javascript para obtener un mejor funcionamiento de esta página
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Comentarios recientes

Mostrar nuevos comentarios...
Cargar más comentarios...
Una nueva ley anti-gay en Uganda podría significar cadena perpetua, o incluso la muerte.

El Parlamento de Uganda está listo para debatir una ley brutal que podría condenar a muerte a los homosexuales. Si la aprueban, miles de ugandeses podrían ser condenados a cadena perpetua o incluso ser ejecutados por su homosexualidad.

Hemos ayudado a frenar esta iniciativa antes y podemos hacerlo de nuevo. Tras una protesta masiva y global el año pasado, el presidente ugandés, Museveni, bloqueó el avance de la ley. El otoño pasado nuestra comunidad publicó anuncios a toda página en los periódicos de Uganda exigiendo a los parlamentarios el bloqueo de la iniciativa, pero ahora los extremistas religiosos en el Parlamento esperan que la comunidad internacional se olvide del asunto mientras planean otro empujón para aprobar la propuesta. Demostrémosles que el mundo entero sigue alerta.

No hay tiempo que perder. Sumemos más de un millón de voces de rechazo a la pena de muerte contra los homosexuales en Uganda. Entreguémosles este mensaje a los líderes de Uganda y de otros países clave. Únete y reenvía este correo a todos tus conocidos.
Publicado: 22 Noviembre 2012