Actualiza la Configuración de tus Cookies para usar esta herramienta.
Haz clic en 'Permitir todo' o solo activa 'Cookies dirigidas'
Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
Victoria lograda
Derogación de Convenio de regularización P.N. Calilegua

Derogación de Convenio de regularización P.N. Calilegua

Victoria lograda
1,234 han firmado. Lleguemos a   2,000
1,234 Firmantes

Cerrar

Completa tu firma

,
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.
Esta petición ha sido creada por Asamblea Ampliada en Defensa del Parque Nacional Calilegua ,Jujuy - A. y no necesariamente representa la opinión de la comunidad de Avaaz
Asamblea Ampliada en Defensa del Parque Nacional Calilegua ,Jujuy - A.
creó esta petición para
A la Administración de Parques Nacionales y al Gobierno de la Provincia de Jujuy
Cerramos petitorio para presentarlo a la Administración de Parques Nacionales y al Gobierno de Jujuy.

El conjunto de actores que integran la Asamblea Ampliada en Defensa del Parque Nacional Calilegua ratificamos que la explotación del Yacimiento Caimancito, en Jurisdicción y Dominio del Parque Nacional Calilegua es ilegal y rechazamos y repudiamos la iniciativa del Directorio de Parques Nacionales al generar y rubricar el CONVENIO DE REGULARIZACIÓN “PARQUE NACIONAL CALILEGUA” entre la PROVINCIA DE JUJUY, representada por el Gobernador Gerardo MORALES, y la ADMINISTRACIÓN DE PARQUES NACIONALES, representada por el Presidente del Directorio, Eugenio BREARD, y refrendado por el Secretario de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Rabino Sergio BERGMAN; a través del cual la NACIÓN establecerá una condición suspensiva de dominio y jurisdicción de 1000 hectáreas del Parque Nacional Calilegua, concediendo el uso y goce de dicha área a LA PROVINCIA, con el objetivo de efectivizar la futura remediación ambiental y cierre definitivo de los pozos petroleros.  

Resulta absurdo plantear como necesaria una condición suspensiva de dominio y jurisdicción para que la provincia inicie el plan de cierre del yacimiento que prometieran a través de la Ley Nº 5.889 y Decreto Reglamentario N° 683/2016.  

Los parques nacionales son inalienables, es decir no pueden venderse ni cederse. Este principio garantiza que sus objetivos y metas de conservación de los valores ecológicos, culturales, estéticos y científicos, no queden expuestos a intereses sectoriales o crisis coyunturales. Promover el “rediseño” del área donde se encuentra emplazado el Yacimiento Caimancito atenta, desde lo ambiental, contra los principios mismos que sustentaron la preservación de este sector y sentaría un antecedente nefasto contra las Áreas Protegidas en general, en tanto existe una fuerte presión para iniciar emprendimientos extractivistas y vulnera la propia Ley Nacional 22.351 que como autoridades del organismo debieran hacer cumplir.  

Desde lo social, esta “condición suspensiva” significa dejar librada esta actividad sólo a los intereses económicos y que el pueblo argentino pierda una parte del territorio nacional protegido y sus respectivos recursos. Eso se traduce en mayor contaminación para el ambiente y su gente. Si encontrándose dentro de un parque nacional los pasivos y los daños ambientales sobre el suelo y las aguas subterráneas y de superficie no han sido atendidos debidamente como problema actual que requiere de urgente solución, ¿qué quedará cuando se pierda el dominio y jurisdicción sobre el área del yacimiento y ya ni los trabajadores de la conservación puedan ejercer el derecho y el deber a fiscalizar esa actividad?  

Por lo expuesto, basados en lo que dicta la Ley Nacional 22.351 y en concordancia el Plan de Gestión Institucional de la APN, los miembros de la Asamblea Ampliada en Defensa del Parque Nacional Calilegua, exigimos a las Autoridades de la Administración de Parques Nacionales que, en observancia de sus deberes de funcionario público, garanticen el cumplimiento de las normas legales y reglamentarias que rigen la actividad del Organismo y den marcha atrás en la rúbrica del convenio.  

También le Exigimos al Estado Provincial que cumpla con el cierre definitivo de las 5.700 hectáreas del Yacimiento Caimancito, en jurisdicción y dominio del Parque Nacional Calilegua, desarrollando un programa progresivo y planificado que especifique los plazos de cese de las actividades petroleras y el correcto sellado de los pozos petroleros y recomposición de los demás pasivos ambientales.  

Así también solicitamos que se cumpla con la Ley 17.319 de Hidrocarburos, se haga pública la información pertinente y se cumpla con la Ley 25.675 General del Ambiente y con el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), referente a CLPI (Consulta libre previa e informada) y se tomen en cuenta los dictámenes de la Defensoría del Pueblo de la Nación y de la Auditoría General de la Nación.


Publicado: 10 Diciembre 2018 (Actualizado: 17 Julio 2019)