Actualiza la Configuración de tus Cookies para usar esta herramienta.
Haz clic en 'Permitir todo' o solo activa 'Cookies dirigidas'
Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
Pongamos fin a los privilegios de la clase política

Pongamos fin a los privilegios de la clase política

269 han firmado. Lleguemos a   300
269 Firmantes

Cerrar

Completa tu firma

,
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.
Esta petición ha sido creada por Laura M. y no necesariamente representa la opinión de la comunidad de Avaaz
Laura M.
creó esta petición para
Posada Moreno, Jesús Presidente del Congreso de los Diputados y Presidente de la Comisión de Reglamento,
Elorriaga Pisarik, Gabriel, Presidente de la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas,
Bosch i Pascual, Alfred, Grupo Mixto,
Gómez Sánchez, Tomás Valeriano GP Socialista,
Macias i Arau, Pere GP CIU,
Oramas González-Moro, Ana María GP Mixto,
Becerril Bustamante, Soledad Defensora del Pueblo
Las personas que se dedican a la política son servidores públicos, lo que quiere decir que la ciudadanía y el interés colectivo deben ser la prioridad y el único objetivo de su actividad. Los privilegios que la clase política actual se ha atribuido a sí misma ha desvirtuado y pervertido totalmente el sistema democrático: hoy tenemos una clase política que no se preocupa por los ciudadanos y ciudadanas sino por sus intereses personales, de partido y de élite política. Así se ha instaurado en nuestros organismos democráticos (ayuntamientos, gobiernos autónomos, gobierno central, diputaciones, etc.) una dinámica de clientelismo, amiguismo, chanchullos, mamandurrias y corrupción que nos ha llevado a tener, de momento, más de 170 políticos imputados por casos de corrupción.
Ahora más que nunca necesitamos una clase política renovada y comprometida con la ciudadanía. Personas capaces de sacar el país adelante pensando y actuando a favor de los intereses generales. Políticos y políticas coherentes, íntegros y con valores comprometidos con el desarrollo, la ecología y el bienestar social colectivo. Por tanto, exigimos lo siguiente:
1. Revisión de la escala salarial y los complementos de los cargos políticos, adaptándolos a la situación de crisis actual y ajustándolos a la legislación laboral general.
2. Supresión de indemnizaciones por cese de la actividad, y equiparación de las pensiones a la del resto de ciudadanos (finiquitos a fin de contrato y sistema de pensiones y desempleo igual que el del resto de ciudadanos)
3. Supresión inmediata de sueldos y pensiones vitalicios a excargos políticos.
4. Revisión del sistema de dietas y alojamiento para diputados y otros cargos políticos. Ajuste real a las necesidades y recursos de cada caso.
5. Transparencia patrimonial de cargos políticos. (antes, durante y después).
6. Reducción de cargos políticos en un 50%. Y que los que queden puedan demostrar la debida experiencia, conocimiento y formación para ejercer el cargo. Eliminación de los senadores.
7. Supresión de coches oficiales.
8. Austeridad en disponibilidad y utilización de recursos, materiales y equipos.
9. Coherencia de gobierno con cumplimiento y ejecución del programa electoral. Si se es incapaz de cumplir y ejecutar el programa electoral, convocatoria inmediata de elecciones y penalización a los responsables políticos.
10. En caso de políticos imputados a casos de corrupción, destitución inmediata. Y si se demuestra desviación de fondos, lucro o maluso y malversación, retorno de los fondos con intereses a las arcas del Estado.
11. Eliminación de los cargos de confianza y de libre designación, prohibición de adjudicación de cargos políticos o de responsabilidad a familiares de políticos electos.
Pidamos al Congreso de Diputados que actué en consecuencia. Cuando reunamos suficientes firmas entregaremos esta petición al Congreso de los Diputados y a la Defensora del pueblo. Firma ahora y comparte esta petición con otros ciudadanos y ciudadanas cansados de estar indignados y con ganas de pasar a la acción.
Publicado: 31 Julio 2012 (Actualizado: 14 Abril 2015)