By continuing you accept Avaaz's Privacy Policy which explains how your data can be used and how it is secured.
Got it
We use cookies to analyse how visitors use this website and to help us provide you the best possible experience. View our Cookie Policy.
OK

This is an emergency:
Join the global climate strike Friday, Sept 20

Ministerio de Cultura de Cuba:

Ministerio de Cultura de Cuba:

170 have signed. Let's get to  200
170 Supporters

Close

Complete your signature

,
By continuing you agree to receive Avaaz emails. Our Privacy Policy will protect your data and explains how it can be used. You can unsubscribe at any time.
This petition has been created by Coco F. and may not represent the views of the Avaaz community.
Coco F.
started this petition to
Ministerio de Cultura de Cuba

Ministro de Cultura Alpidio Alonso Grau
Viceministro de Cultura Fernando Rojas
Presidenta del Consejo Nacional de las Artes Plásticas Norma Rodriguez 

Estimados Señores,  

Nosotros, profesionales del mundo del arte de América Latina nos pronunciamos en torno a la situación que en este momento atraviesa la comunidad creativa de Cuba. En este sentido, deseamos expresar nuestra consternación a propósito de aquellos artistas cubanos quienes manifiestan sus críticas con relación al Decreto 349. Nos parece alarmante que los artistas Tania Bruguera, Luis Manuel Otero Alcántara, Amaury Pacheco, Michel Matos, Yasser Castellanos y la curadora Yanelys Nuñez Leyva fueran arrestados y detenidos durante varios días por protestar pacíficamente por la implementación de una ley que les perjudica. Nos indigna que dos músicos – Maykel Osorbo y Lázaro Leonardo Rodríguez Betancourt – permanezcan detenidos sin juicio ni cargos legales claramente definidos. Asimismo nos parece sumamente preocupante que muchos otros artistas cubanos también hayan sido objeto de amenazas, vigilancia y acoso policial porque critican abiertamente leyes que afectan su capacidad de crear y presentar su trabajo. Hay una diferencia significativa entre regulaciones que protegen al sector cultural que muchos estados soberanos han establecido --tales como la ley de derechos de propiedad intelectual y derechos autor y las clasificaciones para el cine-- y la censura contra individuos que se basa en el contenido de su expresión. Si bien las regulaciones sirven al interés del público, la censura en cambio viola los acuerdos internacionales de Derechos Humanos.  

Nada positivo puede resultar del arresto y detención de artistas que buscan abrir un dialogo con las autoridades con relación a nuevas leyes promulgadas en el campo de la cultura, el cual es en sí mismo un espacio propicio para el diálogo. Si bien el viceministro de cultura Fernando Rojas sostuvo públicamente esta semana que se modificará el Decreto 349 y que dicho decreto no ha sido concebido para censurar la creación artística, ya es evidente a través de recientes acciones legales por parte del Estado cubano que ese decreto se está utilizando para penalizar a artistas considerados indeseables por motivos políticos e infundir temor entre el resto de la comunidad. El uso persistente de adjetivos obsoletos para referirse a los manifestantes como “mercenarios” y “enemigos de la revolución” demuestra que efectivamente sí se están utilizando criterios políticos para determinar qué tipo de arte y de artistas son aceptables dentro de los límites establecidos por el Decreto 349. Además la clasificación del desacuerdo con las medidas como "manipulación" o "malentendido" demuestra la falta de compromiso con el diálogo por parte del Estado.  

A Cuba se la considera una potencia cultural con artistas de gran estima e importantes modelos internacionales para el arte contemporáneo. En parte lo que hace a Cuba excepcional en el campo de la cultura es el extraordinario talento creativo de su gente, el cual pudiera ser fomentado a través de un proceso de formación profesional, pero que a menudo trasciende los límites de la educación tradicional. Cuba ostenta una larga lista de figuras culturales sobresalientes que nunca recibieron educación formal y no dejarán de serlo a pesar de criterios ideológicos o de políticas que su gobierno aplica para definir quien es artista. Exhortamos al gobierno cubano que reconsidere su postura con esta ley errática y que cese el hostigamiento contra artistas ciudadanos no violentos a quienes trata como amenaza pública.

Nos solidarizamos con los artistas cubanos que buscan defender su libertad para crear y participar en el proceso en curso con miras a la reforma constitucional de su país.  

Los firmantes:  
Lupe Alvarez, profesora
José Luis Blondet, curador, Los Angeles County Museum of Art
Maria Correa do Lago, editora y diseñadora
Cecilia Fajardo-Hill, curadora independiente
Coco Fusco, artista visual y profesora
Regina José Galindo, artista y poeta
Andrea Giunta, profesora, Universidad de Buenos Aires
Pablo Helguera, artista visual
Rafael Lozano-Hemmer, artista
Carlos Martiel, artista Cuahtemoc Medina, curador en jefe, Museo Universitario Arte Contemporáneo-UNAM  
Carlos Motta, artista
Iberia Pérez González, curadora
Luis Perez-Oramas, escritor y historiador de arte
Juan Camillo Osorio, PUC-Rio e Instituto PIPA
Gabriela Rangel, escritora y curadora 
Jorge Rivas, curador, Denver Art Museum
José Roca, curador
Christian Viveros-Faune, escritor y curador